Objetivos de la agroecología
Principios generales de una Agricultura Orgánica

como proceso de producción
 
 
 
Fundagrea *  
Objetivos y normas para la transformación
de los sistemas de producción agrícola - orgánica
La agricultura orgánica o ecológica es el arte y la ciencia empleada para obtener productos agrícolas sanos mediante técnicas que favorecen la salud humana y protegen el ambiente. Sin tener que recurrir al uso de agrotóxicos -ya sean fertilizantes o biocidas obtenidos por síntesis química- la agricultura orgánica es una disciplina moderna en expansión, que se nutre de la tecnología campesina tradicional.  
 
 

¿Qué significa la Conversión Ecológica?

Pasar de un sistema de manejo agrícola convencional-basado en el empleo sostenido de agroquímicos-para un sistema agroecológico no es una tarea de un día. La transición de un sistema a otro es un proceso paulatino que requiere conocimiento y asesoría para llevar adelante una serie pre-establecida de pasos y condiciones de manejo ecológico de los suelos, las plantas y de la vida animal que se conjugan en una plantación. Así pues, la conversión ecológica es la transformación gradual de una unidad de producción agrícola para restaurar el sistema de fertilidad natural hasta cumplir con todas las normas de agricultura orgánica.
Se entiende como período de conversión el programa de producción orgánica que se implementa a una unidad productiva determinada y que tiende a restablecer la fertilidad natural de los suelos de ma-nera sustentable, considerando que es necesario un plazo determinado a partir de la fecha de implementación del plan de manejo ecológico para completar la conversión.
En caso de suelos que han sido sometidos al uso intensivo de agrotóxicos, anualmente deberá hacerse un análisis de residuales de suelos y tejidos en productos vegetales, para precisar si se otorga o no la certificación de productos orgánicos.

Objetivos de la Agricultura Orgánica

El camino agroecológico nos obliga a una reflexión y revaloración del manejo agrícola tradicional. Los beneficios que se derivan de las prácticas agroecológicas se concretan a través de la puesta en acción de una serie de tecnologías sencillas, de bajo costo y mínimo impacto ambiental. Estas premisas generales se expresan en objetivos concretos de carácter cultural, social y económico que guían la acción agroecológica hacia una dimensión ecopolítica. Algunos de estos objetivos son los siguientes:

  1- Producir alimentos y productos botánicos de alta calidad en suficiente cantidad.

  2- Fomentar e intensificar los ciclos bióticos dentro del sistema agrícola que comprenden los
      microorganismos la flora y la fauna del suelo, las plantas y los animales.

  3- Aprovechar racionalmente los recursos locales reduciendo al mínimo la dependencia de
      factores externos.

  4- Operar -en lo posible- a la manera de un “sistema cerrado”, en lo que se refiere a la
      utilización de materia orgánica y nutrientes minerales para garantizar la sustentabilidad.

  5- Evitar todas las formas de contaminación que puedan resultar de las técnicas agrícolas.

  6- Mantener la diversidad genética del sistema agrícola y de su entorno incluyendo
      la protección de los hábitats de plantas y animales silvestres.

  7- Garantizar- a nivel local- la seguri-dad alimentaria y la salud de la familias agroproductoras.

  8- Garantizar una gestión económica rentable e independiente de la unidad agro productiva.

  9- Generar fuentes de trabajo que incrementen la calidad de vida del medio rural.

  10- Fomentar modelos alternos de organización entre productores y consumidores.

  11- Incrementar los niveles de autosuficiencia alimentaria a escala regional.

  12- Revalorar el conocimiento de la agricultura campesina e indígena a través del rescate
       de la agro-tecnología tradicional.

  13- Conservar la biodiversidad del germoplasma autóctono, así como las variedades
        tradicionales de cultivos.

*Tomado de Guía Práctica de Huertos Orgánicos
Elaborado por Fundagrea
Ediciones: DGSEA -MARN


 
inicio