Una herramienta perfecta para tu huerta
          La Taklla
               
el arado de los Incas

Luis Alfonso Rodríguez*
Me detengo a hablarles de la Taklla, noble instrumento de labranza ideado por la gente quechua, pueblo viviente que edificó el imperio de los Incas.

     
     
    Con este arado se cultivaron las terrazas de Machu Pichu y todos los valles sagrados del Tawantisuyu. Quienquiera que haya apoyado su peso sobre este arado de pie y mano habrá disfrutado de la sabiduría de esta hermosa gente, destacadísima en la historia de la Agricultura.
  Yo quise tener una experiencia y fabriqué una, valiéndome de una chícora (el modelo original usa un leño curvo, poco disponible para nosotros), de la siguiente manera:
   
     

1. Llevé la chícora a una herrería para que se le hicieran dos cortes y darle así forma de lanza. Luego pedí que la afilaran con el esmeril .

2. Corté una sección de unos 32cm del mango de la chícora, hice cortes para ensamblar las dos partes a noventa grados, haciendo esto último por medio de un tornillo, tuerca y arandelas. Luego clave un pie de amigo.

3. Coloqué un travesaño resistente apoyado del borde superior de la chícora y fijo con tornillo y tuerca, ajustándolo de manera que se mantenga en su posición .

4. Puede adicionarse un mango para ayudar en la ultima etapa del movimiento.

  La taklla es usada en combinación con otra herramienta similar o igual a la usada para arrancar papa , con la cual se desmenuzan o voltean los terrones arrancados por la taklla, conformándose de esta manera equipos de dos personas. Esto ofrece la oportunidad del trabajo en equipo dentro de la familia, tan querido por lo pueblos indígenas y tan raro hoy entre nosotros.

 

  Trabajar con la Taklla es una saludable faena, que nos ahorra los golpes infligidos por el pico o la chícora, los cuales son parcialmente absorbidos por el cuerpo. Eso sí, debe usarse en terreno bien suavizado por la lluvia. Es un arado ecológicamente incuestionable y rendidor cuando hay buenos convites. Celebrémoslo.

* Músico, hortelano

 

 
inicio