La energía del agua

Conoce las diversas formas de utilizar el recurso natural mas preciado en una sociedad hambrienta de energía.

madera, se armaban con unas paletas de tracción, montadas sobre un eje. Las Ruedas de Agua eran colocadas vertical u horizontalmente sobre los ríos y canales para “capturar” la energía de la corriente de las aguas.
El movimiento que produce una Rueda de Agua se transmite a través de un eje hasta otra máquina, por ejemplo, un juego de engranajes, produciendo así una fuerza de trabajo. El uso de La Rueda de Agua permitió al hombre aumentar su capacidad frente a tareas pesadas que requerían gran cantidad de energía. La energía del agua se pudo utilizar para mover grandes piedras de molino, para accionar fraguas que avivan el fuego de las forjas, o para mover las máquinas rústicas que utilizaron las civilizaciones antiguas que poblaron el mediterráneo hasta el fin de la edad media. Siglos más tarde, en 1827 un inventor francés, Benoit Fourneyron, diseñó y construyó un nuevo tipo de turbina que alcanzaba velocidades de rotación de hasta 2.300 r.p.m. (revoluciones por minuto) y que proporcionaban hasta 60 CV (caballos de vapor) y un rendimiento de más del 80% en las factorías metalúrgicas francesas.

energía
Breve historia de la energía hidráulica

El aprovechamiento de la fuerza del agua como fuente de energía se inicia hace unos dos mil años, en Asia Menor, con la invención de La Rueda de Agua. Estas ruedas -primitivas turbinas- construídas originalmente en

       
     
La Hidroelectricidad

Si la hidráulica se refiere a la energía obtenida por la fuerza o movimiento del agua, la hidroelectricidad es la energía eléctrica obtenida por fuerza hidráulica. La antigua rueda de agua iba a perfeccionarse poco a poco hasta transformarse en la moderna turbina generadora de electricidad.
La turbina utiliza la energía mecánica producida por la fuerza del agua o la energía del calor producida por una máquina productora de vapor, para hacer girar una bobina de alambre en el interior de un campo magnético. La bobina es una de las partes del dinámo. Este es un generador, es decir, un aparato que transforma la energía mecánica –movimiento- en energía electrica. A medida que gira la bobina, se van creando impulsos eléctricos. La electricidad producida pasa a una red de cables y otros tipos de aparatos, para ser conducida a los lugares de consumo.
En una central hidroeléctrica, la electricidad producida sale de los generadores a una alta presión, “tensión o voltaje” de 2.200 voltios. Inmediatamente se lleva a una mayor tensión con los transformadores. Al llegar a los centros de consumo los transformadores bajan la tensión de la energía eléctrica hasta llevarla a 110 ó 220 voltios, que es como normalmente se usa en los hogares.
Si una central hidroléctrica no es bien concebida o ejecutada, puede producir graves impactos ecológicos a los cursos de agua y a los ecosistemas que la rodean. Efectos indeseables, tales como alteración del clima de la región, terremotos, cambios en la corteza terrestre debido a la gran masa de agua que se acumula en los embalses, erosión de los suelos, efectos biológicos indeseables sobre la fauna y la flora regional debido a los cambios que se producen en el ecosistema y efectos perjudiciales para las comunidades locales, ya que altera la vida fluvial y regional. Más de 400.000 kilómetros cuadrados han sido inundados por represas en todo el mundo.

Las Minicentrales Hidroeléctricas

La pequeña pero efectiva solución al problema ambiental de las grandes Centrales Hidroeléctricas son las Minicentrales Hidroeléctricas. Una Pequeña Central es una instalación donde se utiliza


energía hidráulica para generar reducidas cantidades de electricidad, desde 5 KW (Kilowatios) hasta 5.000 KW, por medio de uno o más conjuntos
o grupos turbina-generador
Las minicentrales tienen la ventaja de ser
confiables, sencillas de operar, de mínimo mantenimiento y de fácil
viabilidad técnica y de ingeniería. Pueden abastecer un mercado
de características rurales y no tienen un alto impacto ambiental,
además de ayudar a neutralizar los altos costos de transmisión
de electricidad desde grandes centros de producción.
Otro beneficio de las minicentrales es la conciencia
conservacionista que inducen en las comunidades
beneficiarias, y que se expresa en la protección
de las cuencas y micro-cuencas
que las surten de agua.
 

Los colegios interesados en participar con sus trabajos u obtener mayor información sobre los contenidos de Ecocentro, favor escríbannos a Fundación La Era Agrícola Apartado 456 Mérida 5101 Venezuela, o al correo-e: era-agricola@cantv.net

 
inicio