Un método de producción para urbanos y rurales
La Organoponia
Instrucciones para cosechar sus vegetales en el patio de la casa
 
William González *

  La organoponia es una antigua técnica que deriva de la hidroponía, conocida también, como semi hidroponía o geoponia. Este método consiste en colocar sustratos sólidos que cubran los requerimientos nutricionales necesarios para el desarrollo de las plantas. Se practica con mucho éxito en diferentes regiones del mundo, y en la actualidad con la utilización del humus de lombríz se ha conseguido mejorar la técnica.
  La organoponia se puede practicar en todos los niveles, pudiéndose establecer a nivel casero en jardines, solares, azoteas y cualquier otro lugar de la casa donde exista un pequeño espacio adecuado que se pueda utilizar, hasta espacios más amplios, como por ejemplo una parcela o una finca.
  De igual forma con este método se pueden cultivar diferentes rubros hortícolas, plantas medicinales y algunas especies frutícolas, así como también plantas ornamentales.
  A diferencia de la hidroponía esta técnica es menos intensiva, lo que significa que puede ser más lenta la obtención de los productos. Sin embargo, es factible desarrollarla en explotaciones a pequeña escala de bajo costo y sin la dependencia de costosos agroquímicos de difícil adquisición.

Como construir un módulo organopónico


  
La construcción del módulo que proponemos (ver gráfica) es muy fácil de realizar, ya que se puede utilizar materiales sencillos como madera, carrusos, guada, además de cabillas, tubos plásticos o tubos pulidos.

Bases

  El primer paso es fabricar las estructuras que servirán de base para sostener la tubería plástica (PVC) del módulo de producción. Esta base se puede fabricar con tubo metálico (pulido) de una pulgada por una pulgada (1X1). En su parte infer-ior la base puede medir un metro de ancho y en la superior 10 cm., formando una “ A”. Dependiendo de la longitud del módulo que se desee construir se colocarán tantas estructuras como sea necesario, manteniendo entre una y otra una distancia de separación de un metro veinte centímetros (1,20 mts.) para evitar que los tubos plásticos (PVC) se doblen por el peso.

Módulo

  Se utilizarán tubos plásticos (PVC) de 4 pulgadas para colocar la tierra y las plantas a producir. Un extremo de la tubería se sellará con una tapa plástica (tipo pote de margarina). Al extremo opuesto se le abrirán unos cincos agujeros pequeños para el drenaje, ya que el módulo tendrá una pequeña inclinación de 4% que permita que el agua circule lentamente. Se debe evitar que el agua arrastre el humus depositado por el productor. A la tubería de 4 pulgadas se le abrirán dos tipos de agujeros: uno grande (1 pulgada) para colocar el humus -el cual se deposita con la ayuda de un embudo- y la planta. El otro agujero (1/8 pulgada) servirá de aireación. La separación entre los agujeros grandes será de 25 cm.
  Estos tubos plásticos deben colocarse horizontalmente y separados cada 30 cm., partiendo de una altura de no menos de 10 cm del suelo, hasta alcanzar una altura inferior a los dos metros. Ello garantizará una iluminación adecuada para todas las plantas y fácil acceso para el manejo de las mismas.

La tierra

  Para calcular la cantidad de tierra o humus a utilizar se cuentan los orificios que tiene cada tubo, que dependerán del largo que se fabriquen y luego se multiplica por 1,5 Kg. de humus mezclado con la arena o concha de arroz que es la cantidad recomendada y será donde se colocarán las plantas. El humus debe mezclarse con
arena o concha de arroz -a razón de 3 a 1- para evitar la compactación. Es decir, se colocan tres partes de humus por una parte de arena o concha de arroz. Cada kilo y medio de humus es capaz de suministar suficientes nutrientes para diez cosechas consecutivas de los cultivos recomendados.

Riego

  Los tubos están conectados entre sí y reciben el agua por gravedad desde un tanque colocado por encima del módulo, de donde parte una manguera de 1 pulgada a la que se le colocará una llave de paso. A esta manguera principal se le abriran agujeros de 1/8 de pulgada (mecha y taladro o clavo caliente) de donde se insertarán mangueras de 1/8 de pulgada que llevan en la punta reguladores de líquido conocidos como “veneclips” (los veneclips permiten regular el paso del agua gota a gota. Se consiguen en farmacias o ferreterías y se utilizan normalmente para suministrar sueros). La manguera que sale del veneclip se introducirá en el orificio de aireación del tubo PVC. Para hacer la conexión de las mangueras se medirá la distancia del módulo hasta el tanque, luego la manguera se puede sujetar con alambre en el módulo, para que no se mueva.

Las Plantas

  Si bien se pueden hacer semilleros de los cultivos recomendados, la ventaja de la organoponia, con respecto a la hidroponía es que se pueden colocar las semillas directamente sobre los orificios, o se pueden colocar diferentes tipos de plantas en un mismo módulo, cosa que no se puede hacer en sistemas hidropónicos.
  Entre los cultivos recomendados para iniciar una experiencia organo-pónica están la lechuga, el repollo, la fresa y la vainita. Vale la pena resaltar que este método permite una densidad de plantas por metro cua-drado hasta tres veces mayor que un huerto tradicional.

* Ingeniero Agrónomo y productor agropecuario.
Profesor del Instituto Universitario Tecnológico de Ejido.
Correo-e: pwgg@hotmail.com y pwgg@latinmail.com

 
inicio