Productividad
Recomendaciones para el productor
El uso del abono orgánico

Elías Carpio
 

  El uso de abonos orgánicos es cada vez más frecuente en nuestro medio por dos razones: la capacidad del abono que se produce y el precio de los fertilizantes químicos, que en este momento cuadruplica el valor del abono orgánico.
  Este abono orgánico puede ser aplicado tanto en plantaciones ya establecidas como en almácigos de café, cacao, guanábana, achiote, etc., con resultados muy positivos.
  También es importante anotar que con el uso de abonos orgánicos se regenera el suelo, ya que se obtienen beneficios tales como:
-Modificar favorablemente las propiedades físicas y químicas del suelo.
-Mejorar la retención del agua y de la estructura del suelo, con lo cual se reduce la erosión.
-Favorecimiento de la disponibilidad de elementos nutritivos menores.
  Para la elaboración de abonos orgánicos se utilizan sustancias tales como broza de café, cachaza o ceniza, sedimentos de lagunas de oxidación, aserrín, estiércol de ganado, cuita de gallina, cal y otros.

Algunos Insecticidas orgánicos que se pueden utilizar

  Existe una serie de plantas que contienen sustancias con poder insecticida, que se pueden utilizar para el control de insectos, por ejemplo:
a) el cocimiento de la madera de hombre grande (Quassia amara) sirve para el control de áfidos;
b) mezcla de ajo, chile y jabón. Se mezclan cuatro dientes de ajo, cuatro cucharadas de chile picante, una barra de jabón azul y una taza de agua hirviendo. Se agita y disuelve en 2 a 4 galones de agua tibia. Esta mezcla se aplica para exterminar los álgidos;
c) extracto de tabaco. Se remojan dos cigarrillos durante toda la noche en un galón de agua y luego se agrega una cucharada de jabón. Esto se usa para controlar áfidos, grillos, mariposa blanca, tripos y arañas. Debe cuidarse de no mojar el cuerpo con la solución.
d) Ceniza de madera. Se coloca alrededor de la planta para repeler gusanos cortadores;
e) Hojas. Las hojas de Haba se colocan sobre los hormigueros de hormiga zoompopa para controlar dichos insectos.

  Fuente: Boletín Enlace. Vol. 1 No 1 abril agosto 1988. Serie Informativas Tecnología Apropiada, Revista Jardines para la salud No. 11

 

 
 inicio